Dónde comer en Bruselas

Dónde comer en Bruselas

Tal vez sea por su cercanía a Francia, pero la gastronomía belga es amplia, rica y no suele levantar quejas. Hay decenas de platos tradicionales que merece la pena probar y los precios no pueden considerarse elevados.

Platos típicos

Estos son algunos de los platos tradicionales de la cocina belga:

  • Mejillones con patatas fritas (Moules): Los mejillones son el plato típico por excelencia de la cocina belga. Se sirven en raciones que van desde los 500 gramos hasta 1 kilogramo y pueden ir acompañados de diversas salsas: marinera, vino blanco, tomate o ajo son algunas de las opciones.
  • Carbonnades flamandes: Carne estofada en cerveza belga. No tiene sabor a alcohol y, al igual que los mejillones, va acompañado de patatas fritas.
  • Waterzooi: Estofado de pollo o pescado con verduras. Es un plato típico de Gante.
  • Chicons au gratin: Endivias envueltas con jamón gratinadas con salsa de queso.
  • Filet Américain: Carne picada que se sirve cruda, a veces sobre una rebanada de pan tostado.

Cervezas

Algo más conocido que los platos belgas son sin duda sus cervezas. Bélgica es el primer productor de cerveza del mundo y se dice que los belgas beben una media de más de 100 litros al año. Algunas de las cervezas belgas más conocidas son Stella Artois, Leffe, Chimay o Duvel.

En muchos bares acostumbran a dar frutos secos u otro tipo de acompañamiento al pedir una bebida. Si os sabe a poco, es típico pedir una tabla de queso junto a la cerveza, suele estar acompañado de mostaza y de especias.

Si sois cerveceros, la mejor forma de conocer la cerveza belga es hacer un tour en español, que podéis reservar con antelación en nuetsra web: 

Chocolate belga 

El chocolate belga es otro de los productos típicos de Bruselas. En toda la ciudad encontraréis chocolaterías y tiendas especializadas en este manjar, que se vende en todos los formatos: tableta, bombones, virutas, fundido, etc.

El bombón más típico de Bruselas es el praliné. Se trata de un bombón relleno de chocolate que se popularizó en el siglo XX y se ha convertido en el producto estrella de las confiterías belgas.  

Las marcas más famosas de chocolate belga son Godiva, Neuhaus y Leonidas. Paseando por Bruselas también es posible ver auténticas obras de arte hechas con chocolate decorando los escaparates de las bombonerías.

Si queréis profundizar más sobre el chocolate belga, os recomendamos reservar un tour en español para saborearlo y descubrir todas sus variantes:

Gofres

Mención aparte merecen los gofres (también llamados gaufres o wafles), tal vez el "plato" más internacional de Bélgica. Los hay de dos tipos: de Lieja (más pequeños y crujientes) y de Bruselas (mucho más grandes y consistentes).

Encontrareis puestos de gofres por toda Bruselas con precios que comienzan en 1,5 euros. El 90% de los puestos sirven gofres de Lieja.

Horario

Aunque los belgas suelen comer y cenar antes que los españoles (al igual que el resto de los europeos) los horarios de los restaurantes están muy adaptados al turismo y es habitual encontrar los locales abiertos hasta la media noche, especialmente en las zonas más transitadas.

Precios

Aunque Bruselas no puede considerarse una ciudad barata, a la hora de comer es posible gastar tanto o tan poco como se quiera, desde comprar bocadillos por unos 3€ (los llaman sándwiches, los preparan al momento y son realmente grandes) hasta visitar templos gastronómicos donde el precio por comensal comienza en los 60€ por persona.

El precio medio de los menús en los restaurantes es de unos 20€ por persona, pudiendo encontrar menús de 3 platos con postre desde 10€ (¡incluso a la hora de cenar!).

Zonas

Si bien hay restaurantes por toda la ciudad, una zona que no puede pasarse por alto es la Grand Place y la calle Rue des Bouchers. Aunque ambas zonas pecan de ser excesivamente turísticas, no por ello deberían ser descartables.

En la Grand Place los restaurantes tienen precios medio-altos mientras que en Rue des Bouchers es posible encontrar locales de todos los precios, incluso menús de dos platos, postre y bebida por 12€.